Ejercicios sencillos para realizar en la terraza del edificio

ejercicios en la terraza del edificio

El clima cálido e invitacional del verano ya se siente en Lima. Si reparamos en la rutina sedentaria dentro de la que gran parte se vio abstraída por el teletrabajo durante la pandemia, esto es un empuje a salir a disfrutar el sol en nuestra terraza y activar un entrenamiento físico que oxigene la sangre y fortifique los músculos.
No hay pretextos para no comenzar a ejercitarse: no hará falta una membresía en el gimnasio si solo disponemos de voluntad e imaginación para acondicionar dicho espacio en común de su inmueble. Aquí algunas recomendaciones para empezar con estos nuevos hábitos más bien fitness mientras goza de un baño de vitamina D.

La terraza: un centro de entrenamiento acorde a sus condiciones y al espacio

Atendiendo al hecho de que la terraza del edificio es un área compartida entre los habitantes de un edificio, puede tomar en cuenta los siguientes ejercicios focalizados y de relajación personal:

Un circuito aeróbico fácil y 100% efectivo

Una nutrida secuencia de actividad física, individual y cronometrada (15-20 segundos), resultará más que beneficiosa. No olvide contar con una esterilla para mayor comodidad y se distienda tanto como se le exija:

  • Correr en su sitio: a velocidad moderada, sin elevar tanto las rodillas.
  • Polichinelas: abrir y cerrar las piernas en lo que efectúa saltos a una misma vez. Subir los brazos hasta la altura del hombro.
  • Sentadillas: separe un tanto sus piernas, mantenga el tronco recto y simule que se sentará en una silla sin tensionar la espalda. Repita.
  • Flexiones: puede realizarlas contra el suelo apoyando las rodillas o sobre la pared para ejercitar los brazos.
  • Bicicleta: colóquese bocarriba con la espalda y lumbares bien apoyados en el suelo. Con los pies arriba, simule despacio el pedaleo de una bicicleta.

Un minigimnasio movible al aire libre

Un set de mancuernas, un kit de bandas elásticas, escaleras de agilidad y unos conos de entrenamiento son accesorios de ejercitación que, por su no fijeza y más bien su practicidad de guardado y traslado, se acondicionan espléndidamente en una zona como la terraza o, incluso, donde usted crea conveniente.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS: 4 razones por las que los edificios con terraza son tendencia

Relajamiento a manera de estimulación física positiva

Tras un prolongado tiempo de aislamiento, dinámicas que funjan de liberadores de estrés a un modo apacible y controlado serán igualmente gratas.
La práctica de yoga invitará a una relajación muscular provechosa en un estado anímico plenamente pacífico y de quietud una vez llegado el punto culmen llamado “Śavāsana”.
Por otro lado, el pilates utiliza una técnica combinada de yoga y gimnasia junto al ballet, resultando en un fortalecimiento equilibrado de cuerpo y mente desde lo más profundo a lo superficial del practicante.

Tomar en cuenta estas recomendaciones contribuirá en su estado de salud en cuanto optimizan su oxigenación sanguínea, regulan un control adecuado de su peso y moderan su estado anímico favorablemente luego de una larga temporada de encierro preventivo por la situación pandémica. Aproveche el buen clima del verano y ejercítese en su terraza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post recientes